Rinoplastia Nariz

Normalmente cuando escuchamos o leemos la palabra cirugía plástica, a todos o casi todos lo primero que se nos viene a la mente es una operación con fines meramente estéticos y a pesar de que un gran porcentaje de veces así sucede, otras muchas ése no es su objetivo. Como nos comentan en Aisthe -expertos en cirugía estética- con la rinoplastia, donde cada vez son más las personas que acuden buscando mejorar su respiración o incluso en algunas ocasiones ambas. Pero ¿qué es la rinoplastia y en qué consiste?

¿Qué es la Rinoplastia?

La rinoplastia es un tratamiento de cirugía que permite mejorar y corregir las desviaciones,  y obstrucciones nasales, modificar el ángulo del puente nasal, cambiar la apertura de los orificios nasales, corregir las desviaciones hacia un lado, aumentar o disminuir su tamaño o modificar su forma. Todas estas posibilidades así como muchas más la convierten en una de las mejores opciones para tratar de corregir tanto enfermedades respiratorias, así como ronquidos o apnea del sueño.

¿En qué consiste?

Normalmente este tipo de cirugía se lleva a cabo con anestesia general o local dependiendo del paciente y la complejidad de la operación. Su duración no suele ser mayor a las 2 horas, pero esto también dependerá del tipo de rinoplastia a la que se someta el paciente. De este modo si se trata de una rinoplastia cerrada, la más común, la intervención llevará menos tiempo. Con este tipo de cirugía el doctor modela y corta los cartílagos y huesos nasales hasta conseguir el objetivo y forma deseada a través de los agujeros de la nariz. Debido a que se accede a la nariz directamente por sus orificios permite que se consiga un cambio en la nariz sin, en principio, ningún tipo de cicatriz. Si por el contrario se lleva a cabo la rinoplastia abierta la operación suele ser algo más larga, estando reservada a casos más excepcionales. En este caso se trata de una operación en “abierto” haciendo una incisión en la zona de la nariz entre los dos orificios o también llamada columela y separando así la piel del hueso y los cartílagos. Tras modelar y recortar piel, cartílagos y huesos el cirujano procederá a reconstruir y cerrar la piel pudiendo quedar una pequeña cicatriz.

¿En qué consiste el post-operatorio?

Según se trate de una operación u otra el postoperatorio puede variar, en ambos casos será el cirujano el que establecerá las necesidades del paciente para una óptima recuperación. En cualquier caso se trata de uno de los postoperatorios más sencillos y cortos en donde se coloca un taponamiento nasal para controlar el posible sangrado y una escayola con el fin de mantener la nueva forma. Al mismo tiempo durante los primeros días se recomienda un estado de semi-reposo, beber mucha cantidad de líquido así como tomar  los diferentes analgésicos prescritos por el médico.

¿Cuándo puedo ver los resultados?

Son muchos los expertos que aseguran que es necesario esperar algunos meses e incluso  un añopara poder apreciar el resultado completo y final de este tipo de operaciones. Pues suele ser el tiempo necesario para que los tejidos adapten su nueva forma.Por eso, se aconseja llevar un control seguido de la evolución con visitas periódicas al médico o cirujano y con precauciones durante todo su post-operatorio evitando cualquier tipo de agresión o presión en la zona nasal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *