Limpieza de rostro

Obligarse a tener una buena rutina de limpieza facial es algo imprescindible si se quiere mantener una piel limpia y saludable. La piel del rostro es sin duda,la más expuesta día a día a los factores externos que más estropean y contaminan la piel. El viento, el sol, el frío y tabaco así como una mala alimentación son algunos de los factores que más influyen en la contaminación de la dermis. Es por eso que son muchos los expertos los que inciden en la importancia de una buena limpieza facial si se quiere conseguir una piel libre de toxinas, irritaciones, envejecimiento prematuro así como puntos negros, espinillas o diferentes tipos de dermatitis en algunos casos. Pero, a pesar de que tener el hábito de hacerse una limpieza facial por las mañanas y por las noches es muy recomendable, muchas veces no es suficiente. Los motivos son varios: la fuerza de voluntad no siempre es la deseable, los productos no son lo suficiente efectivos o, lo que suele ocurrir en muchos casos, se utilizan productos indicados para un tipo de piel que no es la nuestra. Por eso, es muy recomendable ponerse en manos de profesionales para conseguir una limpieza y asesoramiento de productos específicos para tu tipo de piel. Como ocurre en el centro Germaine Goya Madrid donde un grupo de expertos se encargan de estudiar tu tipo de piel para poder lucir una piel sana y luminosa. Pero sabemos, ¿qué es lo que daña la piel de nuestro rostro y cómo poder evitarlo?

Causas que dañan la piel de nuestro rostro

Son varios y muy diversos los agentes que pueden contribuir al daño de nuestra dermis, pero algunos son más influyentes que otros. Las imperfecciones, arrugas o la piel seca suele ser debida a una falta de hidratación muchas veces producidas por el sol, una mala alimentación o una vida sedentaria convirtiéndose en los primeros síntomas del envejecimiento prematuro. Otros factores como el tabaco también son muy determinantes y al parecer, no sólo en personas fumadoras sino también en los fumadores pasivos. El tabaco produce una disminución del riego sanguíneo y con ello una reducción de oxígeno y nutrientes a nuestra piel.Pero todavía hay más, factores como el alcohol, un descanso insuficiente, la aparición de acné, no desmaquillarse, mezclar productos de limpieza o abandonarlos antes de tiempo pueden agravar el mal estado de tu piel.

Ventajas de una limpieza facial

Son muchos los beneficios de una buena limpieza facialla cual ayuda a contrarrestar los agentes anteriormente comentados. Permitiendo así que la piel se oxigene, eliminando las células muertas e impurezas así como los puntos negros, retrasando la aparición de arrugas y permitiendo que la absorción de productos y cremas hidratantes sea mucho mayor.Todo ello permitirá lucir una piel, hidratada, sana, suave y mucho más luminosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *